Vecinos de 20 barrios exigen con «urgencia» que se frenen las nuevas construcciones

El pedido es al Gobierno porteño y al candidato Jorge Macri para que suspendan los permisos para los nuevos edificios hasta tanto avance la modificación del Código Urbanístico.

La Red Interbarrial Buenos Aires, que nuclea a vecinos y vecinas de distintas Comunas porteñas, volvió este jueves a pedir al Gobierno de la Ciudad y al candidato al Ejecutivo de Juntos por el Cambio, Jorge Macri, que suspendan los permisos para la construcción de nuevos edificios hasta tanto avance en la Legislatura la modificación del Código Urbanístico.

«Nuestro pedido de suspensión puede resolverse con un Decreto de Necesidad y Urgencia», señalaron desde el colectivo conformado por más de 20 barrios para visibilizar el impacto negativo, a su entender, que causó la normativa aprobada en 2018 que amplió los topes de las alturas para las construcciones en zonas de casas bajas.

La solicitud se dio durante una protesta callejera, que tuvo la modalidad de «semaforazo», en la intersección de las avenidas Corrientes y Scalabrini Ortiz, la cual repitió una similar que se hizo hace diez días y que forma parte de las acciones acordadas por el movimiento vecinal.

Foto Prensa

Foto: Prensa.

Estuvieron presentes vecinos y vecinas de los barrios de Saavedra, Coghlan, Villa Urquiza, Villa del Parque, Villa Santa Rita, Flores, Villa Ortúzar, Chacarita, Colegiales, Parque Chas, Palermo y Villa Crespo.

La demanda a la gestión porteña contempla el pedido de «suspensión inmediata de los permisos de obra y de las demoliciones de construcciones de valor patrimonial».

También solicitaron «más espacios verdes y calidad de vida», así como una «participación vecinal vinculante en el Código Urbanístico».

Detalles sobre el código urbanístico

La normativa en cuestión fue sancionada por la Legislatura en 2018con el propósito de ampliar los topes de altura de los futuros edificios en toda la Ciudad, sin distinciones de zonas, lo que ocasionó la aparición de construcciones en altura en barrios que tenían casas bajas.

A cinco años de la aprobación, suman más de diez los proyectos presentados en la Legislatura porteña para modificar la versión del Código vigente; no obstante, los expedientes no fueron tratados aún en el ámbito parlamentario y posiblemente recién ello ocurra en 2024.

Por ello, el grupo de vecinos planteó que mientras la Legislatura no ponga en debate las iniciativas, sea el Ejecutivo el encargado de frenar, temporalmente, las autorizaciones de nuevas obras.

Declaraciones de los y las vecinas

En diálogo con Télam, Laura del colectivo Amparo Ambiental Chacarita, explicó que «en este momento y de manera urgente, pedimos que den de baja todos los permisos de obra para edificar porque hay un crecimiento desmedido que rompe con la identidad de los barrios» y atribuyó el fenómeno a «un capital financiero que invierte para la especulación inmobiliaria».

«Están destruyendo los barrios, donde las casas bajas están desapareciendo y reemplazadas por edificios alto que tapan el sol y permanentemente deteriorar la calidad de vida de los habitantes de la Ciudad», aseguró, por su parte, Alejandro Lacreu, arquitecto e integrante de Palermo Resiste.

«Estamos precisamente en una situación extraordinaria donde existe una necesidad que debe resolverse de forma inmediata: protegernos de la invasión indiscriminada de cemento ocasionada por la construcción permanente», aseguraron desde la Red.

Y mencionaron como antecedente de un posible freno a una decisión adoptada por Horacio Rodríguez Larreta a inicios del 2018, cuando firmó un Decreto de Necesidad y Urgencia que ordenó la suspensión de la entrega de permisos por seis meses.

En aquella oportunidad, la medida respondió, justamente, al inicio en la Legislatura del texto que planteaba cambios al Código Urbanístico vigente por entonces, los cuales fueron aprobados a fin de ese año.

El planteo, además, fue trasmitido recientemente por el grupo vecinal a Jorge Macri durante una actividad de campaña del candidato a suceder a Larreta en la Sociedad Central de Arquitectos, donde le entregaron la nota con los detalles de su demanda y manifestaron la «urgencia» de una solución.

La respuesta del exintendente de Vicente López fue que estaba de acuerdo con los cambios impulsados pero se mostró a favor que sean debatidos en la Legislatura y no mediante una medida tomada desde el Ejecutivo del cual forma parte como ministro de Gobierno porteño.

Fuente:
Op: Rivero Cecilia

Los comentarios están cerrados.