Nuevos testimonios cuestionan la imparcialidad policial en el caso de la desaparición de Tellechea

En una reciente audiencia del juicio por la desaparición forzada de Raúl Tellechea, se presentaron testimonios que pusieron en duda la imparcialidad de la Policía en el caso. Además, diversos testigos aportaron datos relevantes para la investigación, arrojando nueva luz sobre el misterio que rodea el hecho ocurrido hace más de siete meses.

Durante las jornadas de doble audiencia realizadas a fines de julio y principios de agosto, se citó a ex integrantes de la Comisión Directiva de la Mutual del Personal de la UNSJ durante la gestión de Luis Moyano, principal imputado en el caso. Entre ellos, María Cristina López y Celia Marisa Luna, quienes brindaron detalles sobre la información que se manejaba respecto a las presuntas irregularidades de Tellechea, así como su relación con el imputado.

Uno de los testimonios más destacados fue el del comisario retirado Vicente Ceferino Codorniu, quien formó parte de una comisión paralela permanente para investigar la desaparición. Codorniu confirmó que todas las grabaciones de los teléfonos intervenidos se enviaban a Mendoza para ser escuchadas y desgrabadas, y posteriormente se remitían a Asuntos Judiciales de la Policía y al Juzgado. Además, mencionó que la pericia realizada dos años después del hecho en el departamento de Tellechea, buscando muestras de sangre con luminol, no figura en el cuerpo documental de la investigación, lo que genera dudas sobre su inclusión.

La comparecencia de José Gutiérrez, sub oficial del Departamento de Bomberos de la Policía de San Juan en la época de la desaparición, también arrojó datos importantes. Gutiérrez participó en un rastrillaje en búsqueda de Tellechea en el Dique de Ullum, pero no recuerda si se tomaron fotografías o se confeccionaron planos durante el operativo.

En otro testimonio relevante, Carlos Alberto Recio, quien afirmaba haber visto a Tellechea después de su desaparición, presentó contradicciones con una declaración previa ante la policía. Aunque en la audiencia manifestó que solo «parecía» haberlo visto, en su declaración anterior afirmaba haberlo visto sin dudas. Esta contradicción pone en duda la veracidad de los testimonios presentados por la Policía en el caso.

El juicio continúa con nuevas audiencias programadas para el 14 y 15 de agosto, donde se espera seguir recabando información para llegar a un veredicto final que esclarezca el caso de la desaparición de Tellechea. La incertidumbre persiste y los familiares, así como la sociedad en general, aguardan respuestas sobre este misterioso suceso.

 

 

Op: Juan Llarena

Los comentarios están cerrados.