Nuevo incremento de Precios de la Carne en San Juan

A pesar de una breve baja en los precios, el consumo de carne en San Juan continúa en declive, mientras los consumidores optan por alternativas más económicas como el pollo y el cerdo.

El precio de la carne en San Juan ha experimentado un ciclo volátil en los últimos meses, y a pesar de una disminución temporal en los precios, el consumo de carne no ha logrado recuperarse. Leopoldo Ares, responsable del frigorífico Ares, señaló que el tipo de carne utilizado como referencia, la «blanda especial», disminuyó su precio de 4 mil pesos a 3 mil pesos en el último mes.

Golpe al bolsillo: por la disparada del dólar subirá el precio de la carne en San Juan | Telesol Diario

«Aproximadamente, el precio disminuyó en mil pesos, pero no fue un cambio abrupto, sino que ocurrió de manera gradual, semana a semana. En un mes, casi ha vuelto al precio que tenía antes del fuerte aumento», explicó Ares en una entrevista en radio Colón. Además, destacó que en los últimos 15 días, los precios de la carne han vuelto a variar y «se están estabilizando».

Sin embargo, esta disminución de precios no ha impulsado el consumo de carne en San Juan. En cambio, los consumidores han optado por alternativas más asequibles, como el pollo y el cerdo. El consumo de carne para asados ha experimentado una caída del 60%, lo que refleja la preferencia por otras opciones.

Hace unos días, el precio del kilo de novillo para consumo especial aumentó. Anteriormente, se cotizaba en mil pesos cuando el dólar se situaba en 850. La referencia aproximada solía ser que un kilo de novillo equivalía a un dólar. Este aumento coincidió con la reticencia de los productores a vender carne debido a la incertidumbre en el mercado.

«A pesar de que el tiempo juega un papel importante, el problema es que los productores no quieren vender. Llamas y llamas, pero no quieren vender. Esto hace que debas ofrecer más para adquirir la mercadería», explicó Ares.

Además, destacó que el pollo es la carne más económica, pero también la más delicada en cuanto a su manejo y conservación. Por esta razón, gran parte de la producción de pollo se congela para evitar problemas de calidad. A diferencia de la carne de res, que requiere tres años de crianza antes de estar lista para el consumo.

La caída en el consumo de carne ha sido más pronunciada en el sector de la carne de res, ya que los consumidores buscan alternativas más accesibles como el pollo y el cerdo.

En resumen, la fluctuación de los precios de la carne en San Juan ha generado una disminución persistente en el consumo de carne de res, a medida que los consumidores se inclinan hacia opciones más económicas y versátiles en medio de un mercado incierto.

 

 

 

 

OPERADOR: EUGENIA VILA

Los comentarios están cerrados.