Los despachos de cemento alcanzaron en 2021 el nivel más alto de los últimos cuatro años, con un total de 12.125.579 toneladas, que representaron un incremento del 22,8 por ciento respecto de 2021, según el informe de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP). La actividad de diciembre mostró un nivel de despachos de 1.034.726 toneladas, un 4,1 por ciento más que en el mismo mes del año anterior pero 10 por ciento menos que en noviembre por razones estacionales, vinculadas al inicio del período de vacaciones del personal de las empresas del sector.

El registro de 2021 es superior a las 9.872.997 toneladas de 2020, año afectado por la irrupción de la pandemi, pero también a las 11.103.556 toneladas de 2019 y las 11.892.858 de 2018, por lo que hay que remontarse a las 12.203.137 toneladas de 2017 para encontrar un nivel superior.

La evolución coincide con la de la actividad económica en general y la de la industria de la construcción en particular, que cayó en un pozo a partir de las devaluaciones del peso desde el segundo trimestre de 2018 y recién el año pasado logró resurgir.

Por tratarse de uno de los principales insumos del sector, el incremento de los despachos de cemento es tomado como anticipo de los datos de la actividad general del sector de la construcción.

Según el último informe del Indec, la construcción creció 8,4 por ciento interanual en noviembre y además hubo un aumento del 0,4 por ciento mensual sin estacionalidad. Hasta ese momento, la suba acumulada de 2021 fue del 34,2 por ciento respecto de igual período del año anterior.

El aumento interanual de los despachos de cemento se viene dando desde septiembre de 2020, anticipándose al indicador sintético de la actividad de la construcción que registra subas a partir de noviembre de ese año.

Por lo tanto, la actividad ya muestra dieciséis meses consecutivos de crecimiento interanual en los despachos, un desempeño que, si bien está condicionado por la baja base de comparación de los primeros tramos de la pandemia, no tiene antecedentes en los años previos inmediatos.

El impacto de las restricciones por la pandemia fue determinante en la caída del nivel de despachos en 2020 y, además, incidió en la baja mensual de abril y mayo de 2021, cuando se restablecieron algunas medidas de confinamiento que afectaron a la actividad de la industria de la construcción.

Los despachos de 2021 se compusieron de 12.010.908 toneladas destinadas al mercado interno y 114.672 para la exportación, en tanto los de diciembre fueron de 1.025.371 y 9.354 toneladas, respectivamente. Como no hubo importación de cemento (al igual que en los últimos 36 meses) el consumo interno volvió a ser igual al despacho local.

Por su lado, el índice construya, que elabora el Grupo Construya, acumuló una suba de 27,2 por ciento en 2021. De esta manera, los despachos de materiales para la construcción fueron cercanos a los de 2015, año récord. A su vez, los despachos de insumos de las empresas del grupo se ubicaron 15,40 por ciento por encima de los registrados en diciembre del año anterior.

Con respecto al empleo, según datos de Indec, la construcción generó 10.700 empleos registrados en octubre y acumula una recuperación de 62.888 empleos respecto de igual mes de 2020. Medido en porcentajes, el documento precisó que en octubre de 2021 este indicador registró una suba de 19,2 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior. En el acumulado enero-octubre, presentó una suba de 8,5 por ciento interanual.

Por Valentina Castro

Op: Rosales Zamira