La CGT respaldó el pedido de Sergio Massa a Martín Guzmán para subir el piso de Ganancias

país

La central obrera consideró que es necesario «para que los salarios conseguidos en las mesas de negociación no se vean afectados por la incidencia del tributo».

La Confederación General del Trabajo (CGT) respaldó este viernes el pedido realizado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, al ministro de Economía, Martín Guzmán, para que el Gobierno nacional incremente el piso a partir del cual los trabajadores en relación de dependencia tributan el Impuesto a las Ganancias.

“Venimos trabajando desde el inicio de la actual ronda de paritarias, que continúa desarrollándose, para que los salarios conseguidos en las mesas de negociación no se vean afectados por la incidencia del tributo y se actualicen los valores sobre los cuales los trabajadores y trabajadoras tributan”, afirmó el la central sindical a través de un comunicado.

A su vez, destacó que “el Gobierno nacional ha definido una política salarial de recuperación y crecimiento del valor real de los salarios de los trabajadores como un objetivo central de la política económica. En este sentido entendemos que modificar los montos actuales es un acto de estricta justicia social”.

“La CGT seguirá bregando por el crecimiento del valor real de los salarios como un instrumento determinante en la redistribución de la riqueza. Por lo tanto, pedimos la pronta modificación de los topes salariales sobre los cuales los trabajadores tributan ganancias”, concluyó.

El pedido de Sergio Massa a Martín Guzmán

El titular de la Cámara baja pidió al ministro de Economía que aumente el piso del Impuesto a las Ganancias, a través de una carta en la que señaló que el tributo quedó atrasado por la inflación y que la cláusula gatillo que por iniciativa suya se estableció por ley apunta a proteger y aliviar la situación de los trabajadores.

En el escrito, Massa sostuvo que el mínimo no imponible de $225.937 quedó atrasado ante la evolución de la inflación y la presión sobre los salarios y, por consiguiente, aquellos trabajadores que habían quedado exentos empezaron a tributar.

“Según estimaciones de los equipos técnicos de Diputados, el nuevo piso pasaría de $225.937 a $265.000 de remuneración bruta, determinado en base a la variación anual de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estatales (RIPTE), teniendo en cuenta las actualizaciones salariales acordadas por los trabajadores durante este año”, detalla el documento.

Fuente: PAGINA 12

Por: Graciela Herrera

Los comentarios están cerrados.