YPF cerró el canje de deuda por US$ 1.000 millones con una adhesión de 58%

De acuerdo con lo comunicado por la empresa a la Comisión Nacional de Valores (CNV), la operatoria permitió el canje parcial de sus Obligaciones Negociables Clase XLVII a tasa fija de 8,500% con vencimiento en 2021 con un valor nominal en circulación por US$ 1.000 millones.

De esta manera, la petrolera logró despejar compromisos por US$ 587.348.000 que debería haber afrontado en mayo próximo, lo que deja una deuda “más accesible de poco más US$ de 400 millones” plantearon fuentes allegadas a la operación.

“El resultado fue bueno porque en el actual contexto que los inversores sigan teniendo confianza en YPF para canjear un vencimiento de marzo 2021 a cinco años es muy bueno; además, de despejar el horizonte de vencimientos de deuda para la compañía”, reafirmó la fuente consultada por Télam.

La oferta contemplaba un primer plazo de adhesión, al 16 de julio, con incentivo para los tomadores tempranos del canje con un pago mayor en efectivo e incremento de las amortizaciones iniciales, y por el cual se logró poco más del 54% de adhesión.

Para esos tenedores, el 21 de julio la compañía emitió un valor nominal de aproximadamente US$ 540 millones de Obligaciones Negociables y efectuó el pago de aproximadamente US$ 90 millones en efectivo, incluyendo los intereses devengados y no pagados por las Obligaciones Negociables existentes.

En tanto, que aquellos que ingresen al canje en el segundo plazo -entre el 17 y el 30 de julio- recibirán un pago efectivo de 50 dólares, y el mismo bono por 950 dólares, es decir las mismas condiciones originales, para los cuales YPF anticipó que emitirá nuevas obligaciones por US$ 3.165.00.

A comienzos de julio la petrolera YPF ofreció obligaciones negociables clase XIII denominadas en dólares a tasa fija de 8,5%, con ocho amortizaciones semestrales a partir de septiembre de 2021 y vencimiento en 2025 por un valor nominal de hasta US$ 950 millones, en canje por las obligaciones negociables clase XLVII entregadas el 23 de marzo de 2016 por un valor nominal de US$ 1.000 millones y en circulación con vencimiento en 2021.

De esta manera, la nueva gestión de la empresa que lleva adelante el CEO Sergio Affronti buscó despejar del horizonte financiero el vencimiento más importante que enfrenta la compañía, en momentos en que la actividad petrolera está comprometida por el impacto de la pandemia de coronavirus.

En este contexto, YPF redujo los salarios de su personal, los planes de inversión y vendió activos para ayudar a hacer frente a la caída de la demanda y el colapso de los precios internacionales del petróleo, por lo que la refinanciación de su principal vencimiento completa el camino de readecuación de la empresa.

Además, Affronti avanzó en una reorganización de los negocios del upstream y el downstream de la petrolera, y encaró una renegociación de contratos con todos los proveedores para tener costos más sustentables de operación.

Fuentes de la empresa explicaron que todas estas medidas en conjunto deberán permitir la puesta a punto para encarar la salida de la pandemia con un panorama despejado para focalizar el incremento de sus operaciones productivas, tanto en el no convencional de Vaca Muerta como en el convencional.

OP: LOURDES SOLANO

LEER RADIO D3 AQUI