Gabriela Páez, la boxeadora del futuro en la provincia

Con 17 años de edad, ya alcanzó dos medallas de oro en los Juegos Evita en la ciudad de Mar del Plata. Es una de las jóvenes promesas del boxeo local, y su mejor recuerdo hasta el momento es guantear con Leonela Yúdica, campeona mundial mosca de la Federación Internacional de Boxeo.

“Tengo una anécdota muy importante para mí que es guantear en el club con Leonela Yúdica, todo un sueño para mí. Tanto ella como Cecilia Román son mis referentes, y algún día quisiera llegar a pelear por un título como ellas”, comenta Gabriela.

“Recuerdo haber empezado a boxear a los 12 años, me gustaba el deporte y mi papá me llevó al Club Mocoroa. Mi objetivo era bajar de peso y terminé peleando. Era muy gracioso porque le decía a él que quería pelear, pero no que me peguen”, recuerda entre risas la joven.

Su abuelo es Carlos “Puna” Páez, quien estuvo a paso de ser campeón provincial. Además, Fabián, su papá, tuvo muchas peleas bajo el lomo en la que tuvo destacada performance durante su carrera. El legado familiar pesó a la hora de elegir un camino dentro del deporte.

Gabriela nació el 21 de marzo del 2003 y su infancia la vivió en el Barrio Sarmiento, departamento Chimbas. La actual boxeadora jugaba al fútbol y al hockey con los chicos del barrio. “De chiquita practicaba deportes que realizaban los hombres, pero yo me prendía a jugar, creo que es bueno que le den ese lugar a la mujer que quiera practicar deporte, ya sea en forma amateur o profesional”, agrega la pugilista local.

Actualmente cursa el último año de la secundaria en el Colegio Nacional Monseñor Pablo Cabrera.

Apoyada siempre en su carrera deportiva por su papá Fabián, su mamá Liliana, su hermana Fabiana, y sus abuelos Dolores y Carlos, Páez se pudo consagrar en el 2018 y 2019 campeona de los Juegos Evita en categoría hasta 48 y 50 kilogramos, respectivamente. “Eso es lo mejor que he logrado hasta el momento, dos medallas de oro para San Juan. Recuerdo a mis compañeros, a los entrenadores y a los sanjuaninos que jugaban otros deportes, alentando por mí y se me llenan los ojos de lágrimas”, cuenta la deportista.

En el 2018, la pupila del Leonela Yúdica, derrotó a Fernanda Vilca de Salta. La definición fue por puntos en fallo unánime 20-18; 20-18; 20-19 para totalizar 60-57 a favor de la sanjuanina, que festejó emocionada en el podio en su primera participación en los Juegos Evita Nacionales. La segunda alegría fue porque la sanjuanina fue distinguida como la mejor boxeadora del torneo, motivo por la cual recibió una copa. Y el año pasado le ganó por puntos a la chaqueña Olga González, logrando por segundo año consecutivo el oro para la provincia.

“Mis sueño es convertirme en una boxeadora profesional, integrar el área de Alto Rendimiento, y algún día pelear por un título mundial representando a San Juan”, cerró diciendo.

Gabriela, la chica que sueña en grande.

Por: Charly Galdeano

LEER RADIO D3 AQUI