Pesqueras de Ushuaia donan vuelos y compran test para ayudar a combatir la pandemia

Las empresas cedieron 150 pasajes para trasladar a fueguinos varados en Buenos Aires en vuelos charter pensados para renovar las tripulaciones de los barcos. Además donaron 600 test PCR.

Corresponsal

Dos empresas pesqueras de la ciudad de Ushuaia donaron a la provincia de Tierra del Fuego 150 pasajes aéreos para trasladar a fueguinos varados en Buenos Aires y 600 test PCR para colaborar en la contención de la pandemia de coronavirus, según informaron a Télam directivos de las compañías.

Las firmas Estremar SAU y San Arawa SA son propietarias de tres de los cinco busques factoría que operan regularmente desde el puerto de la capital fueguina: el Centurión del Atlántico, el Tai An y el San Arawa II.

Las empresas quedaron sujetas a una serie de protocolos sanitarios para continuar operando cuando se estableció el aislamiento social, preventivo y obligatorio, aunque decidieron que además de cumplir las normas, podían generar acciones para colaborar con el Estado provincial.

“Para renovar las tripulaciones de los barcos, al no haber vuelos comerciales de cabotaje, tuvimos que fletar chárter desde Buenos Aires. Y como la capacidad de los aviones es muy superior a nuestras necesidades, ofrecimos los lugares a la provincia, para que regresan fueguinos varados”, explicó a Télam Adrián Sanz, gerente de operaciones de Estremar y San Arawa, que pertenecen a los mismos dueños.

Utilizamos casi tres hoteles completos en una época donde el turismo no tiene ningún movimiento. Fue otra forma de ayudar a la actividad económica

El directivo precisó que en dos vuelos realizados con aeronaves de la empresa JetSmart desde el aeropuerto de El Palomar, se trasladó a 150 habitantes de la provincia que no podían volver.

Los lugares se asignaron de acuerdo a una lista de prioridades que elaboraron funcionarios de la Casa Tierra del Fuego y las personas transportadas tuvieron que cumplir un “estricto protocolo”, que incluyó el uso de barbijos y otras medidas, recordó Sanz.

Además, como las tripulaciones pesqueras son obligadas por el Comité Operativo de Emergencia (COE) de la provincia a cumplir con un aislamiento de 14 días antes de embarcar, los operarios fueron alojados en hoteles de Ushuaia durante ese período, en habitaciones individuales y con pensión completa.

“Utilizamos casi tres hoteles completos en una época donde el turismo no tiene ningún movimiento. Fue otra forma de ayudar a la actividad económica”, señaló el gerente de las compañías afincadas en Ushuaia.

También contó que las empresas pensaron luego una estrategia distinta para alivianar sus propios costos y en forma simultánea colaborar con las autoridades.

Fue así como adquirieron los 1000 test PCR para detectar el coronavirus, y le ofrecieron a la provincia que sus tripulantes sean todos testeados ni bien lleguen a Ushuaia y antes de embarcarse.

“Nos parece una solución más efectiva, porque evitamos los 14 días de aislamiento. Son 48 horas en un hotel hasta que estén los resultados”, explicó Sanz.

El directivo sostuvo que descontando los test que utilizarían para sus trabajadores, quedarían 600 disponibles para que la provincia los use de la manera que crea conveniente.

“Ya los tenemos y están conservados y a disposición. Son los mismos test que se utilizan en el laboratorio del Hospital Regional Ushuaia. Solo estamos aguardando que los funcionarios dispongan de algún tipo de protocolo diferente para poder implementarlos”, agregó Sanz.

Según detalló, las empresas dedicadas a la pesca de merluza y otras especies de la zona, y que elaboran productos como surimi para exportación, invirtieron 40 mil dólares en los operativos de recambio de tripulación y 2,5 millones de pesos en la adquisición de los test.

“Creemos que son momentos para utilizar la creatividad, y sobre todo para ser solidarios entre todos. Es la única forma en que vamos a superar esta terrible crisis”, afirmó el representante de las pesqueras.

Por su parte, el gobierno provincial confirmó que ya son “más de mil” los fueguinos que estaban varados fuera de la provincia y que regresaron en diferentes vuelos privados, militares o comerciales.

“En esta etapa ya no podemos determinar cuántos quedan, porque al abrirse algunos vuelos comerciales, muchos ya no pasan por la Casa Tierra del Fuego y no los registramos. Estimamos que la gran mayoría ya ha regresado”, explicó a Télam la ministra de Gobierno fueguina, Adriana Chaperón.

Sin embargo, aseguró que todos los que viajan a Tierra del Fuego, ya sean residentes o parte de las tripulaciones pesqueras, “deben cumplir con el aislamiento obligatorio de 14 días”, aseveró la funcionaria.

Por: Gabriel Ramonet

Fuente de Noticias: Telam

Op: María Fernanda Olivera

LEER RADIO D3 AQUI