«Pensamos la formación como una herramienta profundamente política; nosotros formamos para transformar, ese es nuestro mandato de época», aseguró la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidades, Elizabeth Gómez Alcorta, al presentar el programa “Micaela Sindical” a las autoridades de la Central de Trabajadores de Argentina – Autónoma (CTA Autónoma).

El programa contempla un plan integral de sensibilización y formación en igualdad, diversidad y violencias por motivos de género en el mundo del trabajo, ampliando así el objetivo original de la Ley Micaela, que fue aprobada en el Congreso tras el femicidio de la militante del Movimiento Evita Micaela García para formar en perspectiva de género a los funcionarios públicos de los tres poderes del Estado.

El Ministerio de Mujeres informó este viernes, a través de su página web, que la presentación se realizó en la sede de esa central sindical con la coordinación de la Subsecretaría de Formación, Investigación y Políticas Culturales para la Igualdad. «Se lo debemos a Micaela y a muchísimas más que, como ella, perdieron la vida por este sistema que reproduce desigualdades y violencias», sostuvo Gómez Alcorta.

Por su parte, el secretario adjunto de la CTA Autónoma, Hugo Godoy, remarcó «la decisión política de este gobierno de crear un ministerio gracias al movimiento de mujeres y diversidades». «Muchas gracias a todas las compañeras que han trabajado para promover estas iniciativas», destacó.

«Ante una demanda tan grande por parte de la sociedad, desde el ministerio tomamos esa bandera y buscamos llevarla a todos los rincones del país», completó la ministra al apuntar que la normativa limitada a los poderes del Estado se extendió a los clubes, a los medios y ahora a los sindicatos.

La secretaria de Género y Oportunidades de la organización, Silvia León, señaló que esperan que «‘Micaela Sindical’ lleve a pensar que tenemos que construir organizaciones sindicales más equitativas y con menos violencias porque el modelo sindical es violento en sí mismo». «Tenemos que replantear las desigualdades de poder que se siguen reproduciendo», sentenció León.