“Yo entregué a mi nena con un raspón en la pierna y me la devolvieron en una bolsa”, denunció Karen Baldobino, la madre de Danae Olguín. De acuerdo con el testimonio de sus familiares, la niña había recibido un par de rollers como regalo navideño y estaba patinando en el frente de su casa cuando se lastimó.

Tras el accidente, Danae amaneció con molestias en la pierna y algo de fiebre, por lo que la madre le dio un ibuprofeno que le calmó el dolor. Pero esa misma madrugada volvió a tener fiebre, por lo cual  su familia decidió llevarla al hospital de Coronel Moldes, la localidad cordobesa en la que vive la familia, a 75 km de la Ciudad de Río Cuarto.

 

 

Baldobino denunció públicamente a los médicos que la atendieron tanto en el hospital de Coronel Moldes, como en el centro de salud de Río Cuarto, adonde fue derivada por dolores en una de las rodillas. 

La mujer indicó que no la habían tratado de manera profesional, que la pequeña había tenido una infección y que le suministraron morfina sin su consentimiento.

«Cuando llegamos, la pediatra nos dijo que no nos podía atender porque estaba con muchos pacientes. Tuvimos que esperar un montón de tiempo con mi nena llorando de dolor y volando de fiebre», reveló la madre de Danae.

Y agregó: «La médica no le revisó la pierna ni nada. Me dijo que seguramente estaría incubando algo, que podía ser Covid, y me dio dipirona para bajar la fiebre». Sin embargo, a la tarde regresaron al mismo hospital porque la nena no dejaba de quejarse del dolor, oportunidad en que los análisis demostraron que tenía los glóbulos blancos altos, por lo cual los médicos pensaron que podría tratarse de una infección.

El abogado Sergio Bernal Valverde, quien representa a la familia, advirtió que «hubo incongruencias en los relatos sobre los motivos de la muerte. En la partida de defunción finalmente pusieron que fue por un shock séptico que devino en un paro cardiorespiratorio».

El caso es investigado por el fiscal Daniel Miralles. Su primera medida fue ordenar un allanamiento al hospital de Coronel Moldes y el secuestro de la historia clínica de Danae. Además, solicitó realizar una autopsia sobre el cuerpo de la niña.

El miércoles pasado, el fiscal tomó declaración a la abuela de la nena, quien estuvo acompañándola en todo el proceso.

“Estamos tranquilos aguardando todos los resultados y acompañando a la familia en este proceso, para que, básicamente, se aclare cuál fue la verdadera causa de muerte de Danae”, aseguró Valverde.

Comunicado de la Municipalidad de Coronel Moldes

Por su parte, la Municipalidad de Coronel Moldes difundió un comunicado sobre el caso, en el que detalla que «la menor asistió acompañada por su mamá el miércoles 5 de enero a las 11 hs. aproximadamente», que fue a las 12, que la pediatra que la atendió le prescribió un tratamiento ambulatorio y que la paciente se retiró del lugar «caminando».

Más adelante, el comunicado oficial consigna que la niña volvió al Hospital por la trade, «porque la madre advierte que se presentan síntomas de agravamiento», que fue atendida en la guardia a las 18, y que los resultados de los análisis («rayos y laboratorio»), detectan «un problema», por lo cual se decidió su «derivación con ambulancia al Hospital San Antonio de Padua, de Río Cuarto, ya que cuenta con mayor complejidad que el nuestro».

En esa ocasión, según las autoridades de Coronel Moldes, «la menor fue acompañada por su abuela, ya que su mamá arrojó resultado de Covid positivo».

El comunicado concluye: «Acompañamos el pedido de esclarecimiento efectuado por la familia de Danae, necesidad conjunta del Municipio, su Hospital, el personal del mismo y de la comunidad de Coronel Moldes. Estamos a disposición de la justicia para que así sea».

Op: Rosales Zamira