Argentina pidió la captura del iraní Mohsen Rezai en Moscú

país

El funcionario de Irán es requerido por la Justicia argentina, que lo considera uno de los autores intelectuales del atentado a la mutual judía. Días atrás estuvo en Nicaragua para la asunción de Daniel Ortega y Argentina condenó en la OEA su presencia, además de exhortar a todos los países a arrestarlo.

La Justicia argentina le pidió a Interpol que detenga en Moscú al vicepresidente iraní Mohsen Rezai, acusado por el atentando a la AMIA. La solicitud de detención fue formulada por la Unidad Fiscal AMIA y la Cancillería le dio curso al pedido por vía diplomática.

¿Por qué la Justicia Argentina pide la captura de Mohsen Rezai?

Rezai, requerido por la Justicia argentina por el atentado contra la mutual judía, estuvo en la ceremonia de asunción de presidente de Nicaragua Daniel Ortega el 11 de enero. La Argentina formuló junto con Estados Unidos una declaración conjunta en el Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la que se condenó su presencia en Managua. La declaración fue aprobada e instó también a todos los países a dar efectivo cumplimiento a las órdenes de captura con alertas rojas de Interpol.

Rezai ocupa el cargo de vicepresidente de Asuntos Económicos de la República Islámica de Irán. Tiene un pedido de captura internacional de la justicia de Argentina por ser considerado uno de los autores intelectuales del atentado a la AMIA. La Cancillería argentina pidió su arresto por «vía diplomática y también por Interpol».

Parece poco probable que Rezai pueda llegar a ser detenido en Rusia puesto que cuenta con rango diplomático.

Argentina condenó su presencia en Nicaragua

«La Argentina expresa, como también lo ha hecho en agosto pasado ante la designación de Rezai como vicepresidente de Asuntos Económicos de la República Islámica de Irán, que su presencia en Managua constituye una afrenta a la justicia argentina y a las víctimas del brutal atentado terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), cometido el 18 de julio de 1994», fue la primera reacción del Ministerio de Relaciones Exteriores ante la presencia de Rezai en Nicaragua.

La Cancillería agregó entonces: «El Gobierno argentino exige una vez más al Gobierno de Irán la cooperación de manera plena con la Justicia argentina, permitiendo que las personas que han sido acusadas de participar del atentado contra la AMIA sean juzgadas por los tribunales competentes».

 

Luego llegó la declaración junto a Estados Unidos en la OEA, consensuada durante la reunión entre el canciller Santiago Cafiero y el jefe del Departamento de Estado estadounidense, Antony Blinken, en la ciudad de Washington.

Fuente: PAGINA 12

Por: Graciela Herrera

Los comentarios están cerrados.