San Juan vive un fin de semana atípico, donde el Sol no salió, estuvo más bien fresco para lo que son las temperaturas en esta época del año y hasta hubo lloviznas en algunas zonas. Y, de yapa, para el cierre del domingo están previstos chaparrones aislados.

Pero la que comienza mañana será una semana que, según el Servicio Meteorológico Nacional, estará marcada por una fuerte inestabilidad.

Para el lunes, mucho calor, con el mercurio trepando hasta los 34°, pero sin lluvias ni viento. El martes, la máxima prevista es de 38° y hay latente probabilidad de tormentas en la tarde y noche, con la ocurrencia de viento Sur en las últimas horas. El miércoles sigue vigente un alerta por lluvias para las primeras horas y luego mejora, con una máxima estimada en 30°.

En tanto que el jueves, si bien no será sofocante porque el termómetro no superaría los 29°, vuelve a estar inestable en las últimas horas, con chaparrones aislados. Ya para el viernes las condiciones de tiempo son mejores, sin ningún fenómeno que complique el día.