Nuevos espacios de lactancia

16

Se inauguraron dos nuevos lactarios en la sede del Rectorado y se entregaron 17 desfibriladores para las distintas facultades.

El Ministerio de Salud Pública de la provincia en conjunto con la UNSJ hicieron el lanzamiento oficial de dos nuevos Espacios de Lactancia Materna destinados a las mamás que trabajan en el edificio o a las ocasionales visitantes. También las autoridades universitarias entregaron 17 Desfibriladores Externos Automáticos (DEA) para las facultades y varias dependencias de la Universidad.

El asesoramiento técnico para la instalación de los dos Espacios de Lactancia (planta baja y cuarto piso) estuvo a cargo del Programa de Lactancia Materna, dependiente de la cartera sanitaria, así como la capacitación para el uso y funcionamiento de los DEA fue responsabilidad de la Subsecretaría de Medicina Preventiva.

En el acto de este jueves 11 de agosto, participaron el rector de la UNSJ, Tadeo Berenguer, la vicerectora, Analía Ponce, la secretraria de Planificación Alina Almazán, el Subsecretario de Medicina Preventiva, Matías Espejo, autoridades y representantes de las distintas facultades, personal de Materno Infancia, entre otros.

La secretaría de Planificación, doctora Alina Almazán explicó que “estos espacios de lactancia implica reconocer derechos a las madres de poder amamantar y especialmente, a los niños de poder disfrutar un acto de amor tan importante como es el amamantamiento. Para nosotros es un orgullo porque con estos dos espacios son 30 los lactarios que hemos inaugurado en la provincia”.

La funcionaria de salud contextualizó los espacios de la lactancia en el marco del Programa Mis Primeros Mil Días. “Estos lugares son parte fundamental del Política Oficial que implica este programa como el de los Segundos Mil Días. Es acompañar a la niñez sanjuanina a transitar sus primeros años de desarrollo para poder garantizar el futuro de los pequeños sanjuaninos”.

En cuanto a la entrega de los Desfibriladores, Almazán sostuvo que “es, ni más ni menos, la posibilidad de salvar vidas a través de estos desfibriladores. Es articular y generar una estrategia conjunta con la universidad a través de la Subsecretaría de Medicina Preventiva. Desde Salud se capacita al personal para el buen uso de los mismos cuyo objetivo es salvar una vida ante una contingencia grave de índole cardiaca”.

Finalmente la funcionaria destacó que «estos eventos son importantes para ambas instituciones pero mucho más para la comunidad que se va a ver beneficiada con estos esfuerzos que se realizan”.

Por su parte, el rector de la UNSJ, Tadeo Berenguer, realzó ambas iniciativas porque, en el caso de los lactarios, “ayudan a las trabajadoras de la universidad a una buena reinserción laboral con sus hijos. Consideró que es una acción fundamental tener un espacio adecuado para extraer y preservar la leche materna en el horario laboral. Son lugares cómodos, higiénicos y privados para realizar una noble tarea como es preservar la relación madre e hijo través de la lactancia”.

En el mismo tenor se refirieron el director de Salud Universitaria, Duilio Gómez y el secretario Administrativo Financiero de la universidad, Ricardo Coca, respectivamente.

Op. Alejandro Echegaray

COMENTARIOS

Los comentarios están cerrados.