Preocupación del sector gastronómico ante las nuevas restricciones

Las pizzerías, casas de empanadas, hoteles, bares, restaurantes, heladerías, franquicias, y cadenas de comidas rápidas manifiestan su preocupación por la situación del sector gastronómico y el impacto de las nuevas restricciones.

Distintas asociaciones del sector gastronómico manifestaron su preocupación por las nuevas restricciones comunicadas por las autoridades nacionales. «Con un nivel de ventas que aún no logra superar el 50% de la situación prepandemia, la nueva restricción pondría en peligro las fuentes de trabajo y la sustentabilidad de todo el sector», explicaron.

«Durante 2020, el Gobierno Nacional ha instrumentado una serie de herramientas de ayuda que han logrado sostener miles de puestos de trabajo, mientras que muchas otras empresas han cerrado sus puertas, dejando al sector en una situación de precariedad y emergencia económica. Los gastronómicos todavía atraviesan una profunda crisis y se encuentran afrontando deudas contraídas en 2020«, argumentaron desde el sector.

Una fracción del sector de la gastronomía comprende la necesidad de hacer efectivas las medidas impulsadas por el gobierno nacional frente al incremento abrupto de casos positivos de coronavirus y la consecuente entrada en la segunda ola, pero exigen que estas sean acompañadas de políticas de apoyo para el sostén del sector.

«El mensaje anunciado por el gobierno no beneficia a las pizzerías y casas de empanadas, ya que el 70% de la facturación de nuestro sector se da por la noche. Sabemos que el aumento de casos obligó a tomar medidas drásticas como sucede en distintos países del mundo y acompañaremos las mismas», dijo Lorena Fernández, al frente de la Asociación de Propietarios de Pizzerías, Casas de Empanadas y Actividades Afines (APPYCE).

En esta línea, Susana Perrotta, titular de Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF), agregó: «Nos preocupa mucho el impacto que tendrá sobre un sector que ya está en estado crítico y que resultó uno de los rubros que más pérdidas sufrió tras un año de pandemia. Esperamos que, así como sucedió durante el cierre de más de 150 días en 2020, las autoridades acompañen con medidas que aminoren el impacto que tendrá en el sector gastronómico estas nuevas restricciones».

También hay quienes no están de acuerdo con las nuevas restricciones. Uno de ellos es Gabriel Famá, presidente de la Asociación Fabricantes Artesanales de Helados (AFADHYA). Al igual que sus colegas, Famá sostiene que «la situación del rubro es delicada y la pandemia aceleró en muchos casos el cierre de los locales que ya venían golpeados por los avatares de la economía del país». «Dependiendo la zona, tuvimos entre un 20% y 40% de menores ingresos, además que la materia prima se encareció muchísimo en este último tiempo», aseguró.

 

Foto: Damián Dopacio (NA)

 

Y agregó: «Si bien la asistencia del Gobierno nacional con los ATP y el porteño con la exención del pago de ingresos brutos fue una ayuda, desde la Asociación manifestamos la necesidad de poder trabajar sin nuevas restricciones y cumpliendo, como siempre, con todas las medidas de prevención y protocolos vigentes. Si no trabajamos de noche será inviable que nuestras heladerías y fuerza laboral subsista».

Las entidades que hicieron circular su preocupación ante las restricciones para el sector gastronómino son La Asociación de Propietarios de Pizzerías y Casas de Empanadas (Appyce), Asociación Fabricantes Artesanales de Helados (AFADHYA), la Cámara de Servicios Rápidos de Comida (CADESREDEYA), Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) y la Asociación Argentina de Marcas y Franquicias (AAMF).

 

Fuente: Filo.News 

Op: Tejada Jeremías.