La amenaza de Patricia Bullrich a las nuevas restricciones por el coronavirus: «Vamos a resistir»

La líder del PRO lanzó una ferviente amenaza contra las medidas que buscan parar la segunda ola de contagios de coronavirus.

 

La postura intransigente e irresponsable de Juntos por el Cambio no tiene límite y la presidenta del PRO, Patricia Bullrich, lanzó una advertencia sobre el DNU con las nuevas restricciones que anunciará el Gobierno ante la segunda ola de contagios de coronavirus. 

Tras el comunicado del espacio opositor contra las medidas de restricción, Bullrich lanzó un mensaje más duro, si aplican restricciones: “Vamos a resistir”.


“Vamos a resistir en la medida en que sea totalmente irracional. De 23 a 5 va a destruir un montón de negocios. ¿Vas a seguir destruyendo restaurantes? Que lo hagan, pero la realidad es que la economía Argentina no resiste más”, arremetió la ex funcionaria macrista.

En diálogo con Radio La Red, Bullrich manifestó que la posición del partido fue unánime. “Durante todo el año pasado hemos sufrido una cuarentena que ha cerrado más de 90 mil negocios; hay 4 millones de personas que han perdido sus trabajados y se ha disminuido en prácticamente en toda la población sus ingresos”. Asimismo, afirmó que desde el año pasado tienen la idea de lograr y respetar cuatro elementos básicos: “Salud, la economía, la libertad y la educación”.

Con respecto a la posibilidad de restricción en el AMBA, Bullrich añadió: “En esta oportunidad se busca cerrar un distrito que impide a mucha gente trabajar, por el transporte y el el horario de ingreso a las fábricas. Esto generaría la destrucción de la economía”.

Nosotros seguimos con la idea de tratar, en la medida de lo posible, de tener la mayor normalidad posible, contribuir con lo que está sucediendo y tratar de cuidarse lo más posible los ciudadanos; no tener actitudes como la de algunos adolescentes que por hartazgo o costumbre, realizan reuniones masivas que realmente no ayudan”, sentenció.

En ese sentido, la líder del PRO apuntó que se deben reforzar los controles de las medidas existentes, y no sumar prohibiciones irracionales. “Con esto sabés qué pasa… que algunos cierran, otros siguen abriendo como si nada. Lo mejor es tener medidas razonables que todos puedan cumplir”, explicó.

“Toda restricción que signifique que no haya aglomeraciones está bien impedirla. Pero esto es caso por caso, no extendiendo las prohibiciones. En cada barrio la policía sabe si hay una fiesta masiva. Este tipo de situaciones generan estas conductas: cuando vos ponés más prohibiciones generás más problemas que soluciones”, concluyó.

 

Fuente: El Destape 

Op: Tejada Jeremías.