La renovación de la red federal de fibra óptica requirió una inversión de $3.300 millones

«El programa para la renovación de la red que encontramos en el 2020 saturada y con placas de diez años de uso, requiere una inversión de $3.300 millones», indicó a Télam el director de Arsat, Facundo Leal.

La renovación de la red federal de fibra óptica (Refefo) para sostener la conectividad ante el crecimiento de la demanda durante el año pasado requirió de una inversión de $3.300 millones aportados por el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) a la empresa estatal Arsat.

«El programa para la renovación de la red que encontramos en el 2020 saturada y con placas de diez años de uso, requiere una inversión de $3.300 millones», indicó a Télam el director de Arsat, Facundo Leal.

Este programa fue destacado por el presidente Alberto Fernandez en la apertura de las sesiones ordinarias del Parlamento Nacional, al indicar que se multiplicó la capacidad de la Refefo.

El programa está incluido en el programa Conectar que lanzó el Gobierno argentino en septiembre pasado.

Desde la Cámara de Internet (Cabase) precisaron a Télam que «el tráfico cursado en la Red Nacional de 32 IXP (Internet Exchange Points) de Cabase fue de 900 GBps en promedio en diciembre, casi un 60% más que el tráfico promedio cursado en diciembre de 2019».

«La pandemia ha sido una prueba ácida para las infraestructura de internet en todo el mundo. Tuvimos un crecimiento del tráfico exponencial, que en las primeras semanas del aislamiento llegó a picos del 45% para luego ir estabilizándose en un promedio del 30% durante el resto del año», precisó el titular de Cabase, Ariel Graizer.

La Refefo es la red administrada por Arsat que lleva internet de fibra óptica a todo el país como proveedor mayorista.

«Cuando llegamos encontramos una red saturada por falta de inversión» recordó Leal en referencia a la Refefo, proyecto iniciado por la empresa en el año 2010 como parte del plan «Argentina Conectada» que llevó a cabo en gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y que fue lanzado vía decreto 1552/2010.

Ahora «por instrucción del presidente Alberto Fernández trabajamos junto con Enacom en el upgrade tecnológico de la red».

El upgade o actualización de la red, fue acelerado por la demanda de capacidad que la situación de pandemia llevó «al límite de la saturación» el año pasado.

«La demanda creció exponencialmente», con el trabajo realizado en el año 2020 «hemos logrado llevar a la red al punto que no se sature, pero está al límite», agregó.

El proceso de actualización comenzó el año pasado con el cambio de las placas de 10 giga reemplazadas por nuevas que permiten elevar la capacidad hasta 200 gigas y estiman que antes de fin de año habrán concluido la actualización en toda la red.

La actualización de las placas no es lineal sino que el «criterio establecido es la necesidad, pero vamos a actualizar toda la red», señaló Leal.

Además de la compra de las placas que ya está realizada, está abierta la licitación para la adquisición del equipamiento para actualizar el core de la red y antes de abril prevén lanzar la licitación para adquirir los equipos de accesos.

Consultado por la situación en el sector privado, Graizer subrayó que «la gran exigencia generada por la medida de aislamiento preventivo y obligatorio pudo ser superada con éxito gracias a las inversiones realizadas en los últimos años por los distintos ISPs (Internet Service Providers) con el objetivo de ampliar su infraestructura, pese a los costos dolarizados y a una economía desfavorable».

Arsat es el proveedor mayorista de internet en el país que tiene la red más extendida, en un club del que participan Silica, Telefónica, Lumen, Internexa y Telecom.

Además de la actualización tecnológica de la red, la empresa Arsat inició el diseño para tender más de 4.000 nuevos kilómetros de fibra óptica que cerrarán los anillos de fibra regionales de modo de mejorar la eficiencia de la red.

El Presidente Alberto Fernández también remarcó la recuperación de la política satelital, dónde Arsat juega un rol esencial.

En ese sentido ya se inició la ingeniería del satelite Arsat-SG1, el tercer satélite de la flota de Arsat, y que será el primero de alto rendimiento que brindará banda ancha sobre el territorio nacional y países limítrofes.

Por Andrea Delfino