Aprobaron en los Estados Unidos el plan de estímulo de 1,9 billones de dólares que promueve Joe Biden

El Mundo

La Cámara de Representantes de los Estados Unidos aprobó en las últimas horas el plan de estímulo de 1,9 billones de dólares que impulsa el presidente Joe Biden para intentar mitigar los efectos económicos del coronavirus y la iniciativa pasará ahora al Senado.

Tras horas de debate, el proyecto de ley fue adoptado por 219 votos a favor, todos de legisladores demócratas, y 212 en contra, en su enorme mayoría de republicanos que critican al proyecto por costoso y mal enfocado.

“Tras 12 meses de muerte y desesperanza, esta noche comienza la recuperación estadounidense”, dijo el congresista demócrata Brendan Boyle poco antes de la aprobación del paquete, que llega cuatro días después de que Estados Unidos superase los 500.000 decesos por la Covid-19.

El plan de Biden apunta a sostener la economía y dinamizar la vacunación contra el coronavirus. Prevé varios miles de millones de dólares para aumentar el ritmo de inoculación y los test, y también 130.000 millones de dólares para ayudar a escuelas a reabrir.

Los demócratas cuentan con una ínfima mayoría en el Senado para que el texto sea aprobado la semana que viene.

“Tenemos que aprobar el plan antes del 14 de marzo”, cuando terminen la ayudas al desempleo, advirtió el jefe de la mayoría demócrata, Steny Hoyer, citado por la agencia de noticias AFP.

“Tras un año de pandemia y crisis económica, los estadounidenses deben saber que su Gobierno actúa para ellos. Y como lo ha dicho el presidente Biden: “La ayuda llega”, dijo por su parte la presidenta de la Cámara de Representantes, la también demócrata Nancy Pelosi, antes del voto.

Del otro lado, el jefe de la minoría republicana Kevin McCarthy afirmó que “los demócratas tienen tanta vergüenza de todo el derroche de dinero no vinculado al coronavirus en este texto que lo aprueban en medio de la noche”.

Biden quiere utilizar este paquete de medidas para estimular la economía y crear millones de nuevos puestos de trabajo.

Entre otras cosas, prevé pagos directos a hogares privados, medidas de financiación para las pruebas de coronavirus y para la distribución de vacunas, así como ayuda adicional para los desempleados.

Fuera de este paquete pero muy vinculado al estímulo económico quedó el debate por el alza del salario federal mínimo, actualmente en 7,25 dólares y con planes de llevarlo a 15 dólares.

Esta situación podría incluso afectar la aprobación final del paquete, ya que algunos demócratas moderados en el Senado se oponen a esta suba.

Por el contrario, otros legisladores del oficialismo más progresistas lo respaldan, junto a una enmienda que crea penalidades fiscales para grandes empresas que pagan menos que “un mínimo vital”.

Por: Rodo Galdeano

Fuente: TN