Por cuestiones sanitarias, continúa retrasando el ensamblado del Radiotelescopio chino

Para proseguir con los trabajos de la megaobra deben arribar técnicos desde Alemania y un numeroso grupo desde China. Por cuestiones sanitarias, aún no hay fechas de arribo a nuestra provincia.

Luego de que en octubre de 2020 arribaran las placas denominadas templates o plantillas que llegaron desde China al puerto de Buenos Aires y posteriormente fueron trasladas a la Estación de Altura Carlos Ulrico Cesco, en Calingasta, la base sobre la que se elevará el Radiotelescopio chino- argentino se finalizó en diciembre. Si bien se estimaba que en febrero o en marzo arribarían los técnicos y especialistas desde Alemania y China, respectivamente, para ensamblar al gigante, la pandemia sigue alargando los plazos.

«La obra de la base está lista y entregada. Lo que nos resta es colocar unos sensores que llegan desde Alemania pero por la pandemia, no pueden viajar los técnicos alemanes a instalarlos. Eso es lo que quedaría de nuestra parte. Y lo que estamos esperando y no tenemos fecha certera, suponemos que será a partir de abril, es el arribo de las primeras partes del Radiotelescopio para comenzar el ensamblado», señaló el coordinador del Proyecto CART, Marcelo Segura, a Diario La Provincia SJ.

Agregó que «la pandemia nos está alargando los plazos y por ello, no sólo no tenemos aún la fecha del embarque y envío de las piezas sino tampoco del viaje de los técnicos. Estamos en compás de espera». Desde Alemania, deben llegar 3 a 4 personas y «tienen complicada la salida de su país por cuestiones epidemiológicas» y desde China, «son alrededor de 20 a 30 técnicos quienes estarán a cargo del ensamblado. Al llegar, se alojarán en un campamento que se montará cercano a la plataforma, por una cuestión logística y también, sanitaria».

Sin embargo, eso no significa que el equipo está quieto. «Seguimos avanzando con la infraestructura necesaria para que el Radiotelescopio funcione. Hace dos semanas, se abrió la licitación del acueducto nuevo que llevará agua a una residencia, también nueva, que se levantará. El financiamiento de la provincia para ello es de $27 millones y ahora se evalúan las propuestas. Las obras complementarias van marchando» Otra licitación que también se realizará pronto tiene que ver con la conectividad.

Sobre el ensamblado en sí, «será el mismo fabricante quien se hará cargo del ensamblado. Probablemente, habrían contratos locales por grúas y mano de obra local. Desde que comience el ensamble «hasta que quede listo, se estimamos que pasen ocho meses, es decir, a fines de 2021 podamos hacer las pruebas de puesta a punto».

Segura estima que «cuando se avance más con la vacunación en nuestro país, será más probable que esté el contexto dado para el arribo de los equipos extranjeros».

Detalles de la obra

El radiotelescopio tiene las siguientes características:

Reflector primario 40 m de diámetro (Sera el más grande de Sudamérica)

Reflector secundario 4.2 m

Banda operativa Fase I: S (2 – 4Ghz) y K (18 – 26Ghz)

Banda operativa final: L, C, X, Ku, K, Ka, K y Q (1- 45Ghz)

El radiotelescopio a instalar estará formado por cuatro partes fundamentales: antena, sistema de posicionamiento, receptor y sistema de adquisición/procesamiento de datos. El sistema de posicionamiento de la antena dirige la misma a la posición que se desea observar y el reflector o parábola principal de la antena recolecta la señal proveniente de esa zona. El receptor es el encargado de tomar la energía capturada por la antena y de acondicionar la misma a niveles y frecuencias adecuadas para su registro. La adquisición y procesamiento de datos se realiza mediante un sistema de computación dedicado.

Fuente: Diario La Provincia SJ