Para Alfonsín, el rechazo de la UCR al Aporte Solidario habla de su «inconsistencia ideológica»

En declaraciones a Télam Radio, el embajador argentino en España cuestionó la postura de la UCR en rechazo del proyecto, que ya cuenta con la media sanción de la Cámara de Diputados y que el oficialismo aspira convertir en ley durante la sesión de este viernes en la Cámara alta.

El embajador argentino en España, Ricardo Alfonsín, opinó que el rechazo del radicalismo al proyecto de Aporte Solidario y Extraordinario de Grandes Fortunas, habla de la «inconsistencia ideológica» que actualmente atraviesa ese partido y juzgó que un «voto en contra» de la iniciativa impulsada por el oficialismo «desde el punto de vista doctrinario, no sería un voto radical».

Tal vez nunca como en esta oportunidad hayan existido circunstancias que justifican la solicitud de un esfuerzo adicional a las grandes fortunas por razones obvias», juzgó Alfonsín, en relación al proyecto con el que el Gobierno busca recaudar unos $300 mil millones para volcar a planes productivos y sanitarios, en el marco de la pandemia de coronavirus.

En declaraciones a Télam Radio, el ex diputado y actual embajador cuestionó la postura de la UCR en rechazo del proyecto, que ya cuenta con la media sanción de la Cámara de Diputados y que el oficialismo aspira convertir en ley durante la sesión de hoy en la cámara alta.

«Lamentablemente el partido persevera no sólo en su inconsecuencia ideológica, sino también en la decisión de representar valores que no son los que desde nuestro nacimiento hemos defendido», lanzó el hijo del expresidente Raúl Alfonsín.

En ese sentido, juzgó que un «voto en contra del Aporte Solidario y Extraordinario a las Grandes Fortunas no sería un voto radical, o sólo lo sería nominalmente, pero desde el punto de vista doctrinario, no sería un voto radical».

El proyecto alcanzaría a menos de 10 mil personas, según la AFIP, es decir 0,8% del total de los contribuyentes que presentaron declaración jurada de bienes personales.

La recaudación se destinará a comprar equipamiento de salud para atender la pandemia, apoyar a las pymes con subsidios y créditos, urbanizar los barrios populares con obras que empleen a las/os vecinas/os de cada barrio, hacer obras y equipar a YPF para producir y envasar gas natural y financiar un relanzamiento del plan Progresar para que las/os jóvenes puedan seguir estudiando.

La iniciativa que ya fue aprobada en Diputados, y podría ser ley esta noche, gracias a la mayoría que ostenta el oficialista bloque del Frente de Todos, prevé el cobro de 2% a los patrimonios de las personas físicas que hayan declarado hasta la fecha de la promulgación de la ley más de 200 millones de pesos.

Esa tasa se elevará al 2,25% en casos de bienes por entre 300 y 400 millones de pesos, al 2,50% entre 400 y 600 millones y al 2,75% cuando sea de 600 a 800 millones.

La tasa subirá al 3% cuando los patrimonios oscilen entre 800 millones y 1.500 millones; al 3,25% para el rango de 1.500 a 3.000 millones de pesos, y a partir de esa cifra será del 3,5%.

El proyecto fija también que por el total de bienes en el exterior se tributará un recargo del 50% sobre la alícuota que le correspondería. No obstante, si la persona opta por retornar al país el 30% de sus tenencias financieras en el exterior, el diferencial se elimina y paga por todo, como si lo tuviera en la Argentina.