Árboles en Anchipurac: Trabajadores municipales llevaron a cabo la plantación

Estos ejemplares están ubicados en la Plaza del Desierto del Centro Ambiental y esta actividad es parte del proyecto de compensación de huella de carbono de la institución.

 

Trabajadores municipales plantaron árboles en Anchipurac

Trabajadores municipales de la Capital y de Rawson fueron invitados para colaborar con el ambiente plantando árboles autóctonos en la Plaza del Desierto de Anchipurac.

El Centro Ambiental lleva adelante un proyecto de compensación de huellas de carbono en el que se plantan árboles en distintos sectores de las zonas exteriores de la entidad.

Anchipurac cuenta con cinco plazas temáticas llamadas “El Agua”, “El Sol”, “La Biodiversidad”, “El Aire y La Tierra” y la “Plaza del Desierto”. En esta última, que es la más nueva, trabajadores del transporte y recolección de residuos que llegan al Parque de Tecnologías Ambientales, plantaron especies forestales como algarrobo blanco, negro, espinillo, acacia mansa y otras.

Esta actividad es parte del proyecto de Anchipurac “Plantar un Árbol, Sembrar Esperanza”. Y busca que los visitantes que lleguen al Complejo puedan plantar árboles alrededor del edificio y de este modo se sientan partícipes de una intención loable como es la de combatir el cambio climático y lograr la mejora del ambiente en general.

Los árboles, entre otras funciones, transforman en oxígeno el dióxido de carbono que los humanos generan. Mientras más árboles se planten habrá mayor compensación de la huella de carbono generada por el humano. Y esto es lo que intenta Anchipurac mediante su programa de forestación en el que ya se plantaron más de 300 árboles en los alrededores del edificio, 150 junto a su sector cubierto de paneles solares y muchos más en las diferentes plazas temáticas.

Los trabajadores que plantaron árboles fueron Fabián Oliva de la Municipalidad de Rawson y Jorge Torres quien trabaja para el municipio de la Capital. Los residuos generados por municipios y privados son trasladados hasta el PTA, Parque de Tecnologías Ambientales, que está atrás de Anchipurac a poco menos de un kilómetro. Por esta razón, ambos trabajadores recorren diariamente el camino tendrán la oportunidad de ver crecer los ejemplares que ellos mismos plantaron este jueves.

 

 

 

OPERADOR: EUGENIA VILA