Padre e hijo se encuentran en un concierto sinfónico que enlaza la Argentina con Canadá

Dirigida por un argentino, se estrenará el 6 de diciembre próximo una obra escrita por su padre, reconocido dramaturgo de Neuquén, creada en el contexto de la pandemia de coronavirus a más de 10 mil kilómetros de distancia.

La Orquesta Filarmónica del Haut-Saint-Jean, en Canadá, dirigida por un argentino, estrenará el 6 de diciembre próximo una obra escrita por su padre, reconocido dramaturgo de Neuquén, creada en el contexto de la pandemia de coronavirus a más de 10 mil kilómetros de distancia.

Será el Concierto de Navidad, en New Brunswick, «¡Aquí, Muashkuss! (Noticiero musical de los animales) con protocolo de asistencia de público escrita por Alejandro Finzi y con música de su hijo Daniel, quien reside en Canadá desde 1997.

Alejandro contó a Télam que «Muashkuss» es un oso, protagonista de la obra teatral «Un oso cruza la frontera» (Premio Argentores 2019) y transmite en directo desde la Patagonia.

«Es el mismo personaje del libro pero que ahora es periodista y será interpretado en el estreno canadiense, en francés, por Huguette Plourde, Presidenta de la Fundación de la Orquesta», explicó.

La obra escrita y musicalizada por los Finzi durante la pandemia de Covid-19 y a más de 10 mil kilómetros de distancia, «es una suite sinfónica donde el oso Muashkuss («pequeño oso», en idioma inuit), trasmite las últimas noticias de animales de todos los continentes, en directo desde la Patagonia».

En un fragmento del «Noticiero Musical de los animales», el Oso periodista cuenta desde ¡Ushuaia, al instante!: «Cientos de pingüinos, vestidos de elegante frac para la hora del coctel, llegan a la ciudad más austral del mundo para brindar por la llegada del otoño. Caminan por las calles, buscando un bar abierto. Todos están cerrados y vaya a saberse por cuánto tiempo. Parece que los castores de la Tierra del Fuego, que trabajan en turnos rotativos, saben que hay un pub abierto, que abre solo por las noches y cuyo responsable en Punta Arenas, es un lobo marino llamado Antoine de Saint-Exupéry (nombre del autor de «El Principito») junto a un jovencito que lo acompaña en el mostrador como ayudante y que llegó, nadie sabe cuándo, traído por una migración de pájaros noctámbulo».

El dramaturgo neuquino indicó que «si los protocolos sanitarios lo permiten la suite será ofrecida, por la «Orquesta Sinfonía» de la ciudad de Québec, el 13 de diciembre, también con la dirección de Daniel (Finzi) y con Raynald Goulet para interpretar el papel del oso periodista Muashkuss».

Alejandro contó a Télam que "Muashkuss" es un oso, protagonista de la obra teatral "Un oso cruza la frontera".

Alejandro contó a Télam que «Muashkuss» es un oso, protagonista de la obra teatral «Un oso cruza la frontera».
La historia de Alejandro

Alejandro Finzi es un dramaturgo, docente e investigador con reconocimiento internacional y nacional por la profusa obra que ha escrito. De hecho su primera obra teatral la presentó en la ciudad francesa de Nancy.

«Con Laura Vega y mis dos hijos, Daniel y Andrés, llegamos a Neuquén, en 1984, procedentes de Francia. En Neuquén conseguimos trabajo. Laura, médica, creó el primer servicio hospitalario de Alergia e Inmunología de la Patagonia, en el Policlínico Ados de la ciudad de Neuquén», relata Finzi a Télam.

Recuerda que su actividad como autor teatral comenzó en Nancy con el estreno de dos obras. «Con «Viejos Hospitales» (1982, Premio Internacional del Acto, Metz) fue la primera vez en Europa que las Madres de Plaza de Mayo subieron a escena como personaje. La obra continúa haciéndose, a casi cuarenta años de su estreno, en diferentes idiomas y países».

«La Isla del Fin del siglo» fue representada en quince países, de tres continentes, después de su estreno en Lieja (Bélgica) y fue premiada en 2000 con el Premio Nacional de Teatro.

«Amares» recibió el premio del Festival Internacional de Teatro de El Cairo. En 2007 el Festival de Biarritz dedicó su sección teatral a su obra integral, en tanto el Grupo «Lo Spacco», del sistema carcelario italiano, estrenó dos de sus obras y en 2019 recibió el premio «Erick» por su contribución al teatro de la República de El Salvador.

«Tosco y Saturnino», sobre la vida de Agustín Tosco, continúa en su sexta temporada, con puesta de Sebastián Berenguer, pero este año en contexto de pandemia se presenta por streaming.

Alejandro Finzi también publicó en París (Francia) en el mes de junio de este año, su libro «Historias de un abuelo que vive lejos de sus nietos».

Se desempeña además como Profesor Titular de Literaturas Europeas en la Universidad Nacional del Comahue con un doctorado en la Universidad Laval (Canadá).

Sus dos hijos residen en Canadá y cada uno de ellos ha logrado destacarse en las actividades que desarrollan.

Por su parte, Daniel Finzi es cellista, pedagogo, compositor y director de orquesta. Junto con Caroline Goulet integra el dúo «Deux Violoncelles» y es fundador del cuarteto «Quetango». Vive en Quebec desde 1997.

También Andrés, el otro hijo de Alejandro, ha logrado el reconocimiento científico por las investigaciones desarrolladas en el laboratorio que dirige en la Facultad de Medicina de la Universidad de Montreal (Canadá).

Tiene un doctorado en Harvard y recientemente recibió el premio André-Dupont al joven investigador de este año y en unos días más asumirá como miembro de la Academia Real de Ciencias y Artes de Canadá.

Nació en Córdoba en 1979, terminó la secundaria en el Centro Provincial de Enseñanza Media número 12 de Neuquén, está casado con Gaëlle Nigen y tiene tres hijos.

Por: Walter Pérez