Día de la sanidad: así se vive un día especial durante la pandemia

Personal del Hospital Marcial Quiroga cuenta en primera persona cuáles fueron los desafíos a los que se tuvieron que enfrentar en este año de crisis sanitaria.

Día de la Sanidad: cómo se vive la pandemia desde adentro

Hoy, 21 de noviembre, se celebra en San Juan el Día de la Sanidad en un 2020 atípico en el que los trabajadores de la salud conforman la primera línea de contención para hacerle frente al COVID-19. Médicos, licenciados y personal administrativo del Hospital Marcial Quiroga contaron su experiencia como protagonistas de esta crisis sanitaria, los desafíos a nivel profesional y personal con los que se encontraron y las emociones que imperaron desde que todo esto comenzó.

Dr. Andrés Escudero – Servicio de Clínica Médica

“La pandemia implicó un gran nivel de adaptación a los cambios continuos del funcionamiento del Servicio. Desde que esto llegó, todos -los que hacen guardia, consultorio, internados, especialistas- han tenido que adaptarse a cambios en sus tareas asistenciales todos los días. Inclusive cambios de horarios, de funciones. Ha significado para todos convivir con la incertidumbre, el cansancio y el cambio constante en la planificación de las tareas.

Ya sabemos que nos podemos contagiar y llevar el virus a nuestras casas, porque somos uno de los servicios más afectados en la atención de pacientes con COVID-19. Sabemos que puede pasar y estamos preparados para eso. Tenemos miedos e incertidumbre por nuestras familias, pero hemos tenido que aprender a convivir con esto.

Estoy muy orgulloso y agradecido con toda la gente que tengo alrededor, porque todos se han adaptado al cambio de las tareas del día a día con la mejor predisposición y el nivel de compromiso con la tarea asistencial ha sido admirable. Puedo decir que estoy satisfecho de trabajar donde trabajo”.

Lic. en Enfermería María Belén Muñoz – Servicio de Guardia y Emergencias Médicas

“Tuvimos que afrontar muchos desafíos en esta pandemia. Por empezar dividimos la atención de urgencia en guardia respiratoria, no respiratoria y pediátrica. Nos capacitamos permanentemente en la clasificación de paciente en triage, ya que el COVID-19 va sumando nuevo síntomas cada día.

Tuvimos muchos días de angustia, de miedo por nuestras familias, por nuestros compañeros y aún lo vivimos. Pero algo que nos debe quedar de todo esto es la unión, el darnos cuenta que somos una familia. Para mí el Servicio de Guardia y Emergencias Médicas del Hospital Marcial Quiroga es una familia. Extrañamos compartir un mate, un abrazo, no obstante vamos a salir de esto como hemos salido de muchas otras.

Quiero felicitar a mis compañeros, enfermeros, ayudantes de enfermería, médicos, camilleros, ya que todos hemos aportado un granito de arena para poder hacerle frente a esta crisis sanitaria”.

Laura Muro – Departamento de Admisión de Pacientes

“Cuando comenzó la pandemia sufrimos cambios rotundos, sobretodo en el sistema de turnos. Tuvimos que suspender los turnos programados por la emergencia sanitaria. Fue y es todo un desafío contener a los pacientes explicándoles la situación.

En su momento propusimos varias opciones para otorgarles a los pacientes un turno sin la necesidad que concurran al hospital para solicitarlo. Creamos un mail y un 0-800 con líneas rotativas (0800-999-9779). Redujimos la presencia de los pacientes en el nosocomio. También garantizamos la atención médica de nuestros pacientes a través del sistema de telemedicina, lo que evita que el paciente asista presencialmente a la consulta y se expongan a un posible contagio de COVID-19.

Fue difícil, porque teníamos mucho miedo al estar expuesto. Tuvimos mucho apoyo del equipo de psicología, infectología e higiene y seguridad que nos dieron charlas y nos explicaron las precauciones y recomendaciones que debíamos tener en cuenta para protegernos.”

Lic. en Psicología Natalia Coto – Servicio de Cirugía Plástica y Quemados

“Este año lo puedo describir como un año desafiante desde lo profesional y lo personal. La pandemia nos enfrenta y nos lleva a trabajar con emociones y situaciones que no sólo atraviesan a nuestros pacientes, sino también a nosotros mismos y nuestras familias.

En lo profesional lo considero como un año de gran crecimiento, en el que tuve la oportunidad de acompañar y apoyar a compañeros de trabajo en un primer momento para luego continuar con pacientes infectados con COVID y sus familias. Desde lo emocional es impactante y movilizante. Fuimos adquiriendo herramientas y capacidades para trabajar con experiencias muy cercanas a la muerte y con ella misma, y luego acompañar en el proceso de duelo a la familia, área con la que muchos no trabajábamos tan frecuentemente.

Esta situación que vivimos a nivel mundial, me lleva a elegir y amar una vez más mi profesión, todo lo que puedo hacer y a quienes puedo llegar por medio de ella”.

Equipo del Servicio de Kinesiología y Rehabilitación

“El trabajo en equipo siempre nos caracterizó como Servicio, pero desde que comenzó la pandemia tuvimos que dividirnos y trabajar en turnos. Eso casi nos debilitó, pero como la unión hace la fuerza seguimos poniendo lo mejor para salir adelante más unidos que nunca.

Además, somos un equipo de profesionales que más allá del trabajo, festejamos. Es muy importante para nosotros sacarles una sonrisa a nuestros pacientes. Toda fecha es importante y la pandemia hizo que no podamos festejar, ni disfrutar el hacer sonreír a nuestros pacientes día a día. Eso nos está costando mucho, pero vamos a salir adelante».

Op: María Fernanda Olivera