El líder de Bielorrusia volvió a burlarse de Polonia por la presencia del grupo Wagner

El Mundo

El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, desmintió afirmaciones del Gobierno de Poloniade que combatientes del grupo paramilitar ruso Wagner se desplegaron cerca de la frontera común e ironizó con que Varsovia debería agradecerle por mantenerlos en su territorio.

Un número no precisado de mercenarios de Wagner se encuentran en Bielorrusia desde que Lukashenko alcanzó un acuerdo con ellos que puso fin a una rebelión del líder del grupo, Yevgueni Prigozhin, y de sus combatientes contra la cúpula militar de Rusia a fines de junio.

Durante una visita a la provincia de Brest, fronteriza con Polonia, el presidente Lukashenko dijo que los hombres de Wagner no tenían previsto dirigirse hacia la fronteracon Polonia, y que si lo hicieran, sería solo para instruir a las Fuerzas Armadas bielorrusas.

«Escuché recientemente que Polonia se enfureció porque supuestamente se estaba dirigiendo aquí una unidad (del grupo Wagner), de unas 100 personas», dijo Lukashenko en declaraciones a periodistas.

«Ninguna unidad de la empresa militar privada Wagner de 100 personas se ha desplegado aquí. Y si fuera así, solo (sería) para transferir la experiencia de combate a las brigadas del Ejército bielorruso concentradas en Brest y Grodno», agregó, informó la agencia de noticias oficial Belta.

Lukashenko subrayó que los combatientes de Wagner que llegaron a la república siguen desplegados en un campamento temporal, y agregó que Polonia debería agradecerle por limitar sus movimientos, y no reprocharle.

Polonia «debería rezar porque los estamos reteniendo y manteniendo. De otra manera, sin nosotros, ya habrían penetrado en Polonia y aplastado Varsovia. Así que no deberían reprocharme, deberían agradecerme», dijo.

Se trata de la segunda vez que Lukashenko ironiza sobre Wagner y Polonia, luego de que el mes pasado, durante una reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin, bromeara con que los mercenarios querían ir «de excursión a Varsovia», pero que él se los impedía.

El pasado fin de semana, el primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, denunció que unos 100 combatientes de Wagner se encontraban en las inmediaciones de la provincia fronteriza bielorrusa de Grodno.

En julio pasado, el Ministerio de Defensa polaco dijo que había enviado soldados al este de Polonia para reforzar la frontera.

El presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, advirtió el lunes que la presencia de mercenarios del Grupo Wagner en territorio bielorruso constituía una «amenaza grave» para la seguridad de su país y para el resto de los países fronterizos con Bielorrusia.

Grupo Wagner Foto AFP

Grupo Wagner. / Foto: AFP.

El presidente bielorruso medió en la reciente crisis entre la cúpula del Ministerio de Defensa de Rusia y Yevgueny Prigozhin, el empresario ruso que fundó el Grupo Wagner.

Los combatientes de Wagner lucharon junto a las Fuerzas Armadas de Rusia en Ucrania, y durante meses, Prigozhin acusó de incompetencia e insultó a la jerarquía militar del Ministerio de Defensa.

El 23 de junio, el jefe de Wagner y sus hombres salieron de Ucrania, tomaron una base militar en una ciudad de Rusia cercana a la frontera y desde allí iniciaron una marcha hacia Moscú, derribando un avión de reconocimiento ruso en el camino.

Las autoridades rusas calificaron esa intentona como un alzamiento armado. La situación se resolvió con el traslado de Prigozhin a Bielorrusia en virtud de un acuerdo mediado por Lukashenko.

Por: Rodo Galdeano
Fuente: Télam

Los comentarios están cerrados.