La nueva sede de la Biblioteca del Magisterio estará ubicada en el predio de la Escuela Antonio Torres.

0 8

La Biblioteca del Magisterio, reconocida por el personal docente y aspirantes a la profesión, incorporó a partir los trabajos de la Dirección de Infraestructura Escolar (DIE), dos nuevos sectores para dirección y procesos técnicos, sanitarios, área de recepción, sala de lectura, SUM, sala de depósito de libros, sala de proyección de videos y patio exterior. A través de la refuncionalización y refacción se logró la reorganización de todos los locales, la construcción de sanitarios y la adaptación de la infraestructura existente a a la nueva construcción.

Estela Martínez es la directora de la institución, tiene 40 años de trayectoria y definió a esta biblioteca como fundada para servir a los docentes. Nacida en 1936 y con 83 años de existencia, la Biblioteca del Magisterio posee una colección de 33 mil libros.

Contar con un espacio propio y a estrenar generó emoción y entusiasmo en todo el personal. “Entré en la institución cuando trabajábamos en el salón de actos de la Escuela Antonio Torres. Era un lugar inmenso, pasábamos mucho frío y no teníamos las condiciones que necesitábamos para brindar un buen servicio. Hasta que conocimos el edificio tuvimos un entusiasmo muy grande e incógnita de saber cómo iba a quedar. Esta obra es importantísima porque se pone en valor la importancia de la biblioteca y del bibliotecario”.

Finalmente la directora explicó que en la planta baja del edificio ubicado en la esquina de calle General Acha y Santa Fe se encuentra la dirección, el área de proceso técnico, cocinas y baños. Además, depósitos, sala de lectura y mesa de préstamos. Martínez agregó: “También tenemos un patio con iluminación natural para poder tener contacto con la luz del día. Hemos pedido contar con buena luz por eso está vidriada gran parte de la biblioteca salvo en los depósitos ya que deteriora los papeles. Tampoco contamos con tragaluces porque en San Juan el polvillo entra por todos lados y necesitamos conservación de las colecciones”.